Recordando en marzo a don Ambrosio O’Higgins

Nota de Ambrosio O´Higgins comunicando al  al Cabildo de Santiago, su nombramiento como virrey del Perú.

En el Archivo Nacional Histórico se resguardan numerosos documentos de Ambrosio O’Higgins. Este comerciante irlandés que emigró a Cádiz y luego a América, comenzó a dejar su huella, en 1761, cuando se radicó de manera definitiva en Chile como ayudante del ingeniero irlandés John Garland. Junto a Garland, trazó el primer mapa general de “Chile” cuyo original se conserva en la Mapoteca del Archivo Nacional Histórico y con certeza le permitió conocer en profundidad el territorio que unos años después, en 1787, gobernaría según los lineamientos ilustrados de la segunda mitad del siglo XVIII.

Pero el mes de marzo, registra dos significativos acontecimientos para la figura de O’ Higgins. El primero, fue su nombramiento como virrey del Perú. El 4 de marzo de 1796, estando en Talcahuano, recibió de manos del brigadier Ignacio Álava la real órden, del 30 de noviembre de 1795, del rey Carlos IV nombrándolo virrey del Perú, máximo cargo al que se podía aspirar entonces.

Ambrosio O’Higgins, se embarcó inmediatamente en el Navío de la Armada española “La Europa” rumbo a Valparaíso, desde donde escribió de su propio puño y letra esta nota, fechada el 24 de marzo –cuyo original se conserva en el Archivo Nacional Histórico– con el propósito de hacerla llegar al Cabildo de Santiago, tal vez para que fuese recibido con todos los honores de un virrey. La breve misiva, curiosamente no la firmó como gobernador sino como Barón de Ballenary, título nobiliario recientemente, recibido de manos del rey Carlos IV, en 1795. Asimismo, el trazo irregular de la caligrafía deja entrever ya a un hombre cuya salud estaba debilitada.

Los preparativos para dejar listos todos sus asuntos de gobierno y personales tardaron aproximadamente un mes, sólo después partió rumbo a Lima.

El segundo acontecimiento fue su deceso. Ambrosio O’Higgins, siendo ya un hombre octogenario y con más de cuatro décadas de servicio a España, falleció como virrey del Perú, un 18 de marzo de 1801, no alcanzando en la capital del virreinato el éxito en su gestión como sucedió en Chile. En Lima, Perú, la elite tanto española como criolla no lo aceptó del todo por su origen irlandés principalmente.

A continuación entregamos transcrita la nota en que don Ambrosio comunicó al Cabildo de Santiago su nombramiento como virrey del Perú.


TRANSCRIPCIÓN.

A la una de este dia he arrivado a este Puerto avordo del Navio de la Armada La-Europa Comandante de la Esquadra De Armada por S.M. a obgetos de su servicio en este Mar Y persuadido a que le será A U.S. de Zatisfacion esta noticia, se la comunico ofreciendole ademaz las facultades de Empleo de virrey del Peru a que el Rey por un efecto de su magnificencia soverana se ha servido promovernos

Dios gûe A U.S. Mco. (¿…?) Valparaizo a 24 de Marzo de 1796

                                                                                              El Baron de Ballenary 

Fondo José Ignacio Víctor Eyzaguirre, Volúmen XXVIII, pieza 29.

Recursos adicionales

Materias: Archivos - Documentos - Historia - Institucional - Manuscritos
Palabras clave: Ambrosio O’Higgins - Historia - Virrey del perú
readspeaker